¿Qué es el metacrilato y qué es el policarbonato?

Ambos son plásticos transparentes de uso industrial, de alta eficiencia y diversas aplicaciones.

Aunque parecen iguales a simple vista, es importante conocer sus ventajas e inconvenientes antes de utilizarlos en uno u otro ámbito para sacarles su máximo rendimiento.

Resistencia a los golpes de metacrilato y policarbonato

Una de las mayores diferencias y uno de los factores que se deben tener más en cuenta a la hora de comprar estos plásticos.

El policarbonato es más fuerte que el metacrilato, resistiendo los impactos y arañazos mucho mejor. Si el metacrilato es 17 veces más fuerte que el vidrio, el policarbonato supera su resistencia en más de 250.

Sin embargo, el metacrilato puede pulirse y hacer desaparecer cualquier desperfecto que haya podido sufrir su superficie, algo que no puedes hacer con el policarbonato.

Flexibilidad del metacrilato y el policarbonato

El metacrilato es rígido, con cero posibilidades de doblarlo sin convertirlo en astillas. Sólo puede doblarse tras calentarlo y utilizar herramientas específicas para trabajarlo.

Por su lado, el policarbonato sí que ofrece diferentes grados de plasticidad y puede llegar a soportar ciertos niveles de presión.

Resistencia a la Temperatura del metacrilato y el policarbonato

Los dos materiales se trabajan y moldean mediante el calor.

Sin embargo, mientras que el policarbonato se considera un material ignífugo, el metacrilato ofrece menor resistencia a altas temperaturas y no es recomendable que lo instales cerca de importantes fuentes de calor.

Además, el policarbonato ofrece la sorprendente ventaja de que se puede moldear en frío.

Grado de transparencia del metacrilato y el policarbonato

Si quieres acristalar con materiales plásticos, seguro que buscas la claridad del cristal pero con una alta resistencia. En ese caso, lo que necesitas son planchas de metacrilato.

El metacrilato translúcido puede llegar a tener un 92% de transparencia, lo que le convierte en el plástico más transparente, dejando muy atrás al policarbonato con sólo un 86%.

Además, ya mencionamos que el metacrilato se puede pulir y seguir dejando pasar la luz como el primer día.

Tampoco amarillea al estar expuesto a la intemperie, mientras que el policarbonato necesita una capa de protección UV si no quieres que se pierda rápidamente su transparencia.

Vida útil del metacrilato y el policarbonato

Ambos plásticos pueden durar años en buenas condiciones.

Si vas a emplear estos plásticos para carteles o expositores temporales, en principio no es un factor que deba preocuparte a la hora de decidir entre uno u otro material.

Otra cosa es si estás pensando en crear un rótulo nuevo para tu negocio

, porque el metacrilato aguanta mejor a la intemperie.

No deja de ser sorprendente que, siendo más resistente el policarbonato, el que se degrada con mayor lentitud sea el metacrilato.

Desinfección del metacrilato y el policarbonato

Es una característica muy preciada por las circunstancias que vivimos actualmente.

Ambos plásticos se limpian con facilidad. Sólo tienes que pasar un paño de algodón o de micro fibras.

Si vas a emplear algún producto de limpieza, debes saber que no se puede limpiar el metacrilato con agentes químicos agresivos como el amoníaco. Usa sólo agua con jabón y limpiadores acrílicos.

Gracias a que se puede pulir, el metacrilato es el material preferido para fabricar pantallas separadoras de seguridad para comercios y restaurantes.

¿Cómo cortar metacrilato y policarbonato?

Como la mayoría de materiales industriales, estos plásticos se pueden cortar con sierras convencionales para obtener las planchas del tamaño y forma deseados.

Si hablamos de dureza, el policarbonato es más difícil de cortar que el metacrilato. Ofrece una mayor resistencia inicial al corte y puede complicar el trabajo, sobre todo si has decidido experimentar en casa en vez de acudir a un profesional.

Además, debes tener cuidado si tu intención es taladrar o perforar el material. Recuerda que el metacrilato se fractura con facilidad y es necesario usar herramientas profesionales diseñadas para trabajar el plástico, sino sólo conseguirás un montón de astillas.

Reciclaje del metacrilato y el policarbonato

Si eres de los que se preocupa por el medio ambiente, te alegrará saber que el metacrilato es un material reciclable, que se puede emplear para crear pinturas, aceites, mejorar el asfalto, etc.

Sin embargo, el policarbonato no es reciclable.

Precio del metacrilato y el policarbonato

Aquí no hay discusión posible. Puedes llegar a encontrar el metacrilato un 25% más barato que el policarbonato.

¿Para qué sirve el metacrilato y el policarbonato?

Usos del metacrilato

Sustituto del cristal

Puedes encontrarlo en gafas o parabrisas de coches, gracias a sus altos índices de nitidez.

También puede trabajarse para funcionar como un espejo. La ventaja es que ofrece más seguridad que el cristal a la hora de instalarlo en lugares como guarderías o colegios.

Usos profesionales

Abarca un amplio abanico de posibilidades. Desde las tarjetas identificativas para ferias/congresos, hasta el mundo de la restauración con porta menús o mobiliario moderno y resistente.

También para la creación de todo tipo de elementos publicitarios, como los expositores o diferentes tipos de displays.

Impresiones en metacrilato

El metacrilato se ha convertido en uno de los soportes más utilizados para impresiones publicitarias y similares.

La facilidad a la hora de cortarlo, su ligereza y el precio lo convierten en un material muy versátil. Da lo mismo el metacrilato transparente u opal, la impresión directa en metacrilato otorga a las imágenes un detalle y brillo capaces de atraer todas las miradas.

Por no hablar de las opciones de retro iluminación que ofrece. Tu escaparate seguirá atrayendo clientes incluso por la noche.

Perfecto para usarlo tanto para rotulaciones exteriores, gracias a que aguanta muy bien la climatología, como para el interior de oficinas u otros negocios.

Usos del policarbonato

Arquitectura y construcción

Su alto nivel de dureza y resistencia sumado a su maleabilidad, convierten al policarbonato en un material perfecto para techar edificios, terrazas, etc.

Si buscas una construcción que aproveche bien la luz natural con óptimo aislamiento térmico y acústico, sustituye alguna pared de ladrillo por paneles de policarbonato.

Usos profesionales

Igual que el metacrilato, el policarbonato tiene infinidad de aplicaciones a nivel industrial: ordenadores, incubadoras, mamparas blindadas para vehículos, mobiliario de diseño e, incluso, escudos para la policía.

Impresiones en policarbonato

Por otro lado, la impresión sobre policarbonato se realiza con una impresora plana con tintas UVI, que garantizan unos colores llenos de vida y luz.

Puedes encontrarlo en todo tipo de máquinas expendedoras, material plv o en rótulos que exigen un alto nivel de detalle durante el corte o por su pequeño tamaño.

Su dureza, permite crear paneles de grandes dimensiones sin riesgo de fractura. Perfecto para rótulos en centros comerciales.

¿Policarbonato o metacrilato?

Volvemos a la pregunta de inicio. ¿Cuál comprar? ¿Cuál es el mejor?

Pues la respuesta es un depende.

Las características del policarbonato y el metacrilato son bastante diferentes, aún tratándose ambos de plásticos polimerizados, y sus usos industriales y particulares igual de variados.

Por eso, lo primero que debes preguntarte es ¿para qué necesito este material? ¿Un rótulo enorme o pequeños soportes para el menú del día? ¿Voy a tenerlo a la intemperie o en el interior de una oficina?

Lo ideal es consultar a una empresa especializada en el trabajo e impresión de estos materiales y los diferentes resultados que se pueden conseguir.

En Hispaprint podemos asesorarte sobre el tipo de material y la impresión que mejor se ajusta al proyecto que tienes en mente. No sólo en metacrilato, también sobre otro tipo de soportes (papel, vinilo, cartón, plakene, etc.)

Nos adaptamos sin problemas a aquello que buscas, ofreciendo gran calidad a unos precios realmente competitivos.

Desde la creación de materiales publicitarios para el punto de venta, con expositores o carteles, hasta una bonita manera de exponer tus fotos más queridas, con la seguridad que durarán en el tiempo y sin perder un ápice de su brillo y nitidez.