Existen muchos tipos de publicidad para dar a conocer tu marca, producto o servicio. Hoy vamos a hablar de uno de los tipos de publicidad más tradicionales: la cartelería publicitaria.

Marquesinas, mupis, lonas, tótems, banderas con publicidad… son muchos los tipos de soportes publicitarios que existen y que se pueden utilizar para anunciar nuestra empresa.

Los carteles han ido evolucionando a través de los años y se han ido perfeccionando y reinventando con el cambio del mundo publicitario.

Lee aquí el artículo sobre las mejores tipografías para carteles publicitarios

Lee aquí nuestro artículo sobre displays publicitarios

Qué son los carteles publicitarios y características básicas

Los carteles publicitarios sirven para promocionar algún producto o servicio, así como para comunicar una campaña publicitaria. Pueden ser de diferentes tamaños en función de donde vayan a ser situados.

Algunas de las características de los carteles publicitarios son:

  • Es versátil
  • Tiene gran alcance
  • Son asequibles
  • Es un canal publicitario efectivo
  • No es una publicidad invasiva

Ventajas de los carteles publicitarios y consejos para crear un buen diseño

  • Es uno de los canales publicitarios más económicos
  • Su ubicación es un punto clave, ya que, depende de dónde esté situado será visto por más o menos gente. Además, otra de sus características es que, gracias a sus grandes dimensiones, puede ser visto desde lejos y por una gran cantidad de gente, ya que suele llamar la atención.
  • Es uno de los canales publicitarios más antiguos y, por tanto, conocidos. Estamos muy acostumbrados a este tipo de publicidad y nos fijamos en ella.
  • Puedes variar el mensaje según la zona donde se coloque el cartel publicitario, ya que te permite focalizar tu publicidad en una zona en concreto.

Crear un buen diseño que sea efectivo puede resultar algo complicado si no se sabe cómo. Por eso, te queremos dar unos pequeños consejos para que puedas crear un cartel publicitario atractivo:

  • Debes utilizar un mensaje claro y sencillo, para que llegue a tu público objetivo de una manera efectiva y sin que tengan que pensar mucho al respecto. Se recomienda utilizar un máximo de 6 palabras, para que al transeúnte le dé tiempo a leer el mensaje mientras va caminando.
  • Ha de llamar la atención. Bien sea por el diseño o por las palabras escogidas, debe dejar marca en la gente que visualice el cartel publicitario.
  • En ocasiones es mejor optar por una imagen antes que por palabras. Es mucho más visual y puede retenerse con más facilidad en la mente de la gente
  • Que sea lo más sencillo posible. Intenta no incluir número de teléfono o página web, ya que no se recordará. Con que recuerden tu marca o producto es más que suficiente.

¡Escoge tu diseño perfecto y empieza a publicitar tu marca a través de carteles publicitarios con Hispaprint!