Si estás buscando un colgador de fotos para la pared que pueda soportar el peso de tu cuadro, en este artículo te desvelamos diferentes formas para decorar tus habitaciones sin la necesidad de tener que hacer agujeros.

Actualmente estamos acostumbrados a cambiar el aspecto de nuestras estancias del hogar de forma periódica con cuadros, fotos, láminas, fotomurales con lienzos personalizados, letras en volúmen, diseños textiles…

Conoce más sobre como imprimir tus fotos digitales en este enlace.

Pero la duda que siempre nos surge es: ¿Cómo puedo colgar esos cuadros sin dañar la pared? Muy fácil. Puedes hacer un colgador adhesivo con velcro, pedir colgadores autoadhesivos o utilizar la cinta de doble cara removible o fija.

Colgador fotos pared

¿Vas a pedir tu foto impresa pero no sabes como colocar un colgador adhesivo o cuál escoger? Eso dependerá del tipo de sistema elegido, pero la mayoría presentan sus dos caras o una de ellas adhesivas.

Por norma general el colgador de cuadros adhesivo se vende con un protector que al quitarlo deja al descubierto el adhesivo para pegarlo a la foto y a la pared; o solo al cuadro.

Desde Hispaprint te recomendamos estos colgadores adhesivos:

  • Cinta removible. Se trata de una cinta espumosa de doble cara apta para colgar foto cuadros de bajo peso. No suele dañar la pared al no ser que la pintura se encuentre en mal estado.
  • Trozo de cinta de velcro. Presenta una cara adhesiva y la otra con la parte del velcro. Soporta un peso o tensión media.
  • Cinta de doble cara. Existen muchos tipos de cinta de doble cara, pero en rotulación y usos decorativos se recomienda la cinta de doble cara amarillo de resistencia media y la roja para grandes formatos, campañas duraderas o para las superficies más difíciles. Según el tamaño de la impresión se deberán de colocar más o menos tiras de cinta.
  • Colgadores metálicos adhesivos. Una de sus caras es espumosa y adhesiva y la otra, metálica con un hueco para una alcayata. Son perfectos para soportes rígidos de gran formato, eso sí, con agujero en la pared.

Colgadores adhesivos resistentes

Existen diferentes tipos de resistencia del adhesivo para colgar cuadros como te hemos contado en el punto anterior. Otro condicionante es el material que se pretenda exponer; y el otro factor a tener en cuenta, es el material de la cara del colgador más cercana a la pared.

Por ejemplo, un colgador adhesivo para cartón pluma podrían ser dos trozos de cinta doble cara removible, ya que es un material rígido y ligero que no precisa de mucho agarre por su bajo peso. Por el contrario, para colgar una foto en aluminio lo mejor es utilizar colgadores adhesivos metálicos.

Otro de los materiales rígidos para la impresión de fotos es el metacrilato. Descubre más sobre las ventajas de la impresión de fotos en metacrilato en este artículo.

El mejor colgador adhesivo para cuadros

Como ya has podido comprobar, según el tipo de cuadro se recomiendo un colgador adhesivo u otro.

Si vas a hacer una remodelación decorativa y tienes alcayatas, ¡aprovéchalas!. Desde nuestro taller apostamos por el colgador adhesivo metálico como nuestro favorito para colgar fotos impresas en soportes rígidos.

¡En la categoría de accesorios de Hispaprint puedes encontrar este colgador adhesivo metálico que te permite colgar tus cuadros de gran formato y de más de 6kg!